Vista: alimentos que ayudan a cuidarla

¿Sabías que lo que es bueno para tu cuerpo, para tu piel o para tu corazón es bueno para tus ojos? ¡Lo imaginarías! Salud y alimentación son dos conceptos que están íntimamente ligados. Comer bien y llevar una vida sana no son una garantía de no enfermar, pero sí nos puede ayudar a prevenir diversas dolencias. ¿Vista: alimentos que ayudan a cuidarla?

Vamos a darte unos pequeños consejos pensando en tu vista y en aquellos alimentos que ayudan a cuidarla.

La Academia Americana de Oftalmología pensó en 2020 en enumerar 20 alimentos para tener los ojos más sanos, pero encontró más de 36. Aquí vamos a hablar de algunos de estos alimentos, ninguno te va a sorprender demasiado.

Lo ideal para tener unos ojos sanos es llevar una dieta rica en frutas, vegetales y pescado.

¿Por qué es tan importante la nutrición para una buena visión?

Algunos nutrientes mantienen los ojos sanos en términos generales, pero se ha encontrado que otros además reducen el riesgo de padecer enfermedades oculares.

Multitud de estudios avalan que llevar una dieta baja en grasas y abundante en frutas, vegetales y cereales integrales puede ayudar no solo a tener un corazón sano sino también a mantener sanos sus ojos. Esto no tiene nada de extraordinario: en nuestros ojos existen pequeñísimas venas para abastecerse de oxígeno y nutrientes al igual, que más grandes, existen en el corazón.  Mantener sanas venas y arterias ayudará a todo nuestro organismo y a sus ojos.

Vitamina A y C para unos ojos sanos

¿Sabías que los vegetales y frutas de color naranja contienen mucha vitamina A?

La retina necesita mucha vitamina A para ayudar a convertir los rayos de luz en las imágenes que vemos. Esta vitamina influye también en la hidratación ocular por lo que es buena para prevenir el ojo seco.

Alimentos ricos en vitamina A son zanahorias, batata, frutas como el melón y el albaricoque.

La vitamina C es un potente antioxidante que ayuda a proteger al organismo contra el daño producido por hábitos poco saludables, como el consumo de alcohol y tabaco, o por factores ambientales.

Los alimentos fritos, el humo del tabaco y los rayos del sol pueden producir radicales libres –moléculas que puedan dañar y matar células. La vitamina C ayuda a reparar y renovar nuevas células.

Como todos sabemos son fuente de Vitamina C los cítricos, las fresas, los tomates o los pimientos.

Por otro lado, la vitamina E que puede encontrarse en alimentos como el aguacate, las almendras y las semillas de girasol es un potente antioxidante que ayuda a mantener sanas y “jóvenes” las células.

Omega-3, palabra mágica para la prevención

Según numerosas investigaciones los alimentos ricos en omega-3 pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades Oculares.

Son ricos en Omega-3 el salmón, el atún, las sardinas y la trucha. La mayor parte de complementos vitamínicos para el ojo seco incluye ácidos grasos omega-3 ya que son muy buenos para la función lagrimal.

Respecto a los vegetales, los de hoja verde o color intenso son ricos en luteína y zeaxantina, esenciales para proteger la mácula.  La col rizada y la espinaca tienen abundancia de estos nutrientes. Alimentos con cantidades útiles de luteína y la zeaxantina son la col rizada, la espinaca, la lechuga romana, las acelgas, los nabos, el brócoli.

Los huevos también son buena fuente de estos nutrientes, aunque no sean vegetales de hoja ni sean verdes.

Legumbres y zinc

El mineral zinc ayuda a mantener la retina sana y puede proteger los ojos de los nocivos efectos de la luz. Está presente en lentejas, judías blancas, garbanzos, habas…

Otros alimentos con alto contenido en zinc son las ostras, la carne roja magra, el pollo y los cereales.

¿Son necesarios los suplementos vitamínicos?

La mejor forma de obtener nutrientes saludables para los ojos es consumirlos en alimentos frescos. Por lo general, todos podemos consumir suficientes nutrientes en la dieta sin necesidad de consumir suplementos vitamínicos.

Si no lo receta el especialista, no son necesarios. Come sano, come bien y lleva una vida sana y no tendrás necesidad de estos suplementos.

El oftalmólogo puede considerar necesaria la ingesta de estos complementos vitamínicos si existe, por ejemplo, degeneración macular, ojo seco grave… etc.

En caso de que se necesite, solo el profesional médico sabrá qué tipo de suplemento vitamínico es necesario y en qué posología para solucionar la falta de vitaminas o ayudar en un proceso preventivo o de curación.

Vista: alimentos que ayudan a cuidarla

La salud ocular, como no podía ser de otra manera, está muy relacionada con la alimentación y, sobre todo, con llevar buenos hábitos de vida: no fumar, descanso, exposición al sol, uso de dispositivos digitales, deporte, actividades al aire libre…

Una alimentación equilibrada, con alimentos ricos en calcio, proteínas y vitaminas, contribuye a tener una buena salud y una buena visión.

Vista: alimentos que ayudan a cuidarla