¿Por qué se aclaran los ojos en verano?

ojos en verano

¿Has tenido la sensación alguna vez de que tus ojos parecen más claros en verano?

Los ojos en verano parecen más vivos, más brilantes, más …

En ocasiones, podemos percibir un cambio en el tono del color de nuestros ojos. Suele ocurrir con más frecuencia en verano. Influyen diversos factores, pero principalmente el cambio de luz ambiente, la fuerza del sol, pasamos más horas al aire libre …

Cuando pasamos más horas al sol, no solo cambia el color de nuestra piel, sino que también el color de nuestros ojos puede aclararse. ¡Solo un poco!

Y, sobre todo, en ningún caso, nunca mires directamente al sol para que este efecto se produzca, ya que podría producir daños irreparables. Es imprescindible utilizar gafas de sol para proteger los ojos de los rayos UV.

Que se nos aclare el color de los ojos no tiene por qué ser una señal negativa o que influya a nuestra salud general.

La clave es la melanina

La melanina es un pigmento natural que se encuentra en el iris del ojo, la piel y el pelo. Su función principal es proporcionar protección contra el efecto dañino de los rayos ultravioleta.

Este filtro que absorbe la radiación solar se encuentra en el cuerpo en distintas concentraciones lo que da como resultado que tengamos diferentes tonalidades de piel y colores de ojos.

Si nuestro iris tiene una gran concentración de melanina, el de nuestros ojos será más oscuro, mientras que a menor concentración nuestros ojos serán más claros.

Ojos en verano y gafas de sol

No importa lo oscura que sea tu piel o tus ojos, es vital que protejas tu piel y tus ojos de los rayos UV. Cuida de tus ojos todo el año, pero muy especialmente cuida de tus ojos en verano.

Uno de los problemas más frecuentes que el sol puede originar en los ojos es la queratitis que se manifiesta cuando después de un largo rato tomando el sol se nos queda el ojo entreabierto y desprotegido. La persona sufre molestias debido a la inflamación de la córnea.

Nunca olvides tus gafas de sol y úsalas con una protección adecuada. Adquiérelas en un establecimiento óptico de confianza y déjate aconsejar por profesionales.

El arco senil

Los ojos también pueden cambiar de color en personas adultas debido al paso del tiempo. Los más claros se oscurecen ligeramente y los oscuros se vuelven más claros. Esto se suele deber a modificaciones en la producción de la melanina o, en algunos casos, por causas genéticas, se produce un cambio gradual del color.

En edades avanzadas pueden aparecer depósitos de lípidos en nuestros ojos, lo que se conoce como arco senil, una especie de anillo en tono blanco-grisáceo que aparece en la periferia de la córnea, en la zona donde se produce la acumulación de la sustancia.

El arco senil es común en el 60% de las personas de entre 40 y 60 años, y prácticamente en todos los mayores de 80 años. De todas formas, es conveniente consultar con el oftalmólogo para confirmar a qué puede deberse y descartar cualquier otra complicación.

Otras causas que aclaran los ojos

El cambio de coloración también puede producirse por razones que no son benignas.

Entre los trastornos que pueden causar cambios en la coloración están algunos tipos de glaucoma, la administración de algunos medicamentos, enfermedades autoinmunes, traumatismos en la cabeza o en los ojos, inflamaciones oculares…

Pero, además, existen enfermedades oftalmológicas específicas que pueden provocar cambios de coloración con más frecuencia:

  • Glaucoma pigmentario.
  • Heteronomía adquirida.
  • Uveítis Heterocrómica de Fuchs.
  • Síndrome de Horner.
¡Atención!

La mayoría de las veces los cambios leves en el color de nuestros ojos no tienen importancia.

Sin embargo, es algo a lo que debemos prestar atención si notamos que el cambio de color en uno o en ambos ojos se produce de forma brusca.

En este caso, se recomienda acudir al oftalmólogo lo antes posible, pues lo más probable es que se deba a alguna patología ocular.