Operarse la vista en verano

El verano aún no ha acabado. Tenemos buen tiempo, luce el sol y puede que también te queden unos días de vacaciones… ¿Sabías que es posible llegar al otoño sin gafas ni lentillas? ¿Sabes que no es ninguna locura operarse la vista en verano?

Con la cirugía refractiva podrás decir adiós a tus problemas refractivos como son miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia.

Si este verano has tenido dificultades con el uso de gafas o lentillas (no ves bien en la playa, no has podido hacer deporte, las gafas te hacen sudar, te cuesta mantener limpias las lentillas…) puede que estés buscando información sobre si este tiempo es el adecuado para volver a ver bien.  ¿Quieres saber si es acertado operarse en verano? Pues, la respuesta es :

¡SÍ!

Operarse la vista en verano

Al igual que en otro tipo del intervenciones, es necesaria la colaboración activa por parte del paciente para una correcta y pronta recuperación.

Existen algunos aspectos que deberás tener en cuenta si estás pensando intervenirte. Estos 5 consejos que te ofrecemos son válidos para cualquier época del año, pero muy especialmente en verano:

  1. Agua: Por supuesto que puedes ducharte, pero no debes lavarte el pelo ni que te caiga agua por la cabeza hasta que hayan transcurrido al menos 24 horas desde que se realizó la cirugía refractiva. Lo ideal es evitar que el ojo entre en contacto con agua durante al menos cinco días.
  2. No frotes tus ojos: No se deben frotar ni tocar los ojos al menos en la semana posterior a la operación. Tendrás que tener cuidado con el acto reflejo de frotar o rascar ya sea por picor, por sudor…
  3. Ejercicio: Si te gusta el ejercicio y lo practicas habitualmente tendrás que tomarte un descanso unos días después de la intervención. Espera al menos dos días para retomar tu actividad deportiva.  Debes prestar especial atención si practicas natación ya que en este caso el descanso tendrá que ser más dilatado en el tiempo. En las piscinas corres riesgos como ojo rojo o conjuntivitis.
  4. La luz: el sol nos suele molestar más en verano y recién intervenido puede que te moleste incluso un poco más. Debes usar unas gafas de sol homologadas y adquiridas en una óptica, sólo así estarás seguro de que estás protegiendo tus ojos correctamente. ¿Quieres saber cómo elegir tus gafas de sol? Pincha AQUÍ. 
  5. Aires acondicionados: no abuses de los aires acondicionados. La sobreexposición a este tipo de climatización puede afectar a tu recuperación y producir ojo seco.

 

Como habrás podido comprobar operarse la vista en verano es tan fácil y recomendable como en cualquier otra estación del año. Si tienes dudas o necesitas cualquier información puedes contactar con nosotros AQUÍ.

close

GRATIS EBOOK DE CIRUGIA REFRACTIVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe un ebook con todo lo que necesitas saber sobre cirugía ocular láser

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.