Operarse de la vista: aspectos que debes tener en cuenta

Operarse de la vista es una buena opción si necesitas una corrección para ver bien y el uso de gafas o lentes de contacto no es lo que prefieres. Los motivos puedes ser muchos: estéticos, económicos, incomodidad… incluso médicos, como intolerancias al uso de lentillas.

Sea como fuere, operarse de la vista está muy bien siempre que tengas en cuenta una serie de aspectos fundamentales.

operarse de la vista

Operarse de la vista: decisión importante

Hoy en día, por medio del uso de diferentes técnicas, podemos conseguir que una persona diga adiós a sus problemas de refracción ocular, como es la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

En Tecnolaser Clinic Vision somos expertos en este tipo de intervenciones. Nuestras encuestas de calidad y satisfacción del paciente hablan por sí solas. Los resultados son excelentes, son intervenciones rápidas, seguras, prácticamente indoloras y que no suelen generar efectos secundarios o complicaciones. ¿Sabías que la oftalmología, y más concretamente la cirugía refractiva, es el campo de la medicina con mayores avances en los últimos años? Las nuevas tecnologías nos permiten controlar y perfeccionar al máximo todas las intervenciones quirúrgicas.

De todas formas, es normal sentir preocupación o temor ante el quirófano. Para evitar estos miedos lo mejor es informarse bien y resolver todas las dudas.

La consulta Refractiva antes de la intervención

La primera consulta es “fundamental”; tan importante o más que el día de la cirugía. En Tecnolaser consideramos el examen preoperatorio la parte más importante de toda el proceso. Para nosotros, ese primer contacto entre el oftalmólogo y el paciente es  “la clave y la llave” que nos llevará a conseguir los mejores resultados.

Es el oftalmólogo a la vista de las pruebas diagnósticas el único que puede decir si la persona es o no, buen candidato para la cirugía refractiva.

Da igual las ganas que tengas de operarte, si el Doctor no lo aconseja es porque no podrá asegurarte los resultados que tú esperas. Personalizamos el tratamiento al máximo y para eso necesitaremos saber muchas cosas de ti. Es lo que se llama anamnesis (antecedentes, estado de salud general, exploración, medicación…) . Nuestro estudio oftalmológico es el más exhaustivo y completo del sector.

  1. Es requisito indispensable para poder operarse la vista que la graduación sea estable. No se deben haber sufrido cambios significativos en el último año.
  2. ¿Estás medicándote y te preocupa si te podrás operar? La cirugía refractiva es prácticamente compatible con todos los tratamientos médicos. Lo fundamental es consultar con el médico que es quién te aclarará si puedes seguir tomando o no determinados fármacos.
  3. Si usas lentillas deberás estar al menos tres días sin utilizarlas. Esto no es un capricho ya que es muy importante que el oftalmólogo y su equipo de ópticos optometristas puedan estudiar la córnea sin que ningún objeto externo altere su forma. La cirugía refractiva incide sobre la córnea.
  4. El examen preoperatorio es la parte más importante de toda la experiencia de ver bien sin gafas y si quieres saber todos los parámetros que comprobaremos antes de programar tu cirugía, pincha AQUÍ.

Preparación para la Cirugía Refractiva

Suponiendo que el doctor considere la idoneidad del paciente como candidato a la cirugía refractiva y que cumple todos los requisitos necesarios para la intervención, nos ponemos en marcha.

El doctor en consulta prescribirá una serie de recomendaciones, consejos y cuidados que se deben seguir. El médico nos dirá desde cuando hay que seguir esos consejos de higiene y farmacológicos para que nuestros ojos lleguen en condiciones óptimas al día de la intervención.

Este periodo, podemos llamarlo preoperatorio, puede ser más o menos largo, en función del problema a resolver, de si existe alguna otra patología que haya que solventar, como por ejemplo ojo seco, y de la técnica que se va a emplear.

El día de la operación

Nuestro compromiso es que el paciente disfrute de una buena experiencia en Tecnolaser Clinic Vision. Con todos estos controles y protocolos previos mantenemos nuestro excelente historial de seguridad, evitamos evitar errores y complicaciones. Solo siendo tan estrictos podemos conseguir resultados clínicos mejores que en otros centros:

 

  • Cumplimos estrictamente todas las obligaciones legales y los protocolos sanitarios vigentes.
  • El día de la intervención el paciente tendrá que entregar en recepción toda la documentación.
  • Es obligatorio firmar el consentimiento informado que se le entregó el primer día que acudió a consulta.
  • Si surge alguna duda antes de la intervención, podrá preguntar a su médico oftalmólogo.
  • El equipo de ópticos-optometristas comprobarán de nuevo todas las pruebas realizadas en la consulta previa. Si es necesario, incluso puede repetirse alguna exploración.
  • Antes de entrar en quirófano, se revisará, de nuevo, todo el Historial Clínico y la planificación del tratamiento.
  • Antes de comenzar explicaremos de nuevo el procedimiento quirúrgico.
  • Se aplica anestesia tópica. No sentirás dolor.

Y el día después de operarse la vista…

En el postoperatorio es muy importante seguir los consejos y directrices del cirujano. Es vital seguir todos las indicaciones sobre medicación, revisiones, higiene, maquillaje, deporte, etc.

Lo habitual es realizar una primera revisión al día siguiente de la intervención. Más tarde, se suelen programar hasta tres o cuatro revisiones de control que tendrán lugar a la semana, a los quince días, al mes y a lo tres meses de la intervención. Estas citas se realizan siempre según el criterio del doctor pudiendo ser más o menos dependiendo de la evolución y el caso concreto del paciente.

Tras la intervención algunas personas sienten unas leves molestias como sensación de arenilla o hipersensibilidad a la luz. En estos casos, la recomendación habitual es usar lágrimas artificiales (el doctor recetará las más adecuadas) y gafas de sol. Es muy interesantes también no forzar la vista y descansar lo suficiente. Por supuesto, no se deben frotar los ojos en ninguna circunstancia.

Después de la cirugía, el tiempo para volver a ver bien varia según el paciente. La gran mayoría de las personas ven perfectamente en cuanto se levantan de la camilla. Hay que tener en cuenta que  hay una fase de recuperación y un período de curación después de la intervención.

La mayor parte de los personas intervenidas se recuperan tras la cirugía láser de forma muy rápida, reanudando sus actividades y rutinas en unos días. Respecto a algunas actividades como la realización de prácticas deportivas lo mejor es esperar a que el doctor lo permita.

close

GRATIS EBOOK DE CIRUGIA REFRACTIVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe un ebook con todo lo que necesitas saber sobre cirugía ocular láser

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.