Cirugía plástica de párpados, Oculoplastia, en Sevilla

En Tecnolaser Clinic Vision pronto tendremos la oportunidad de ofrecer a nuestros pacientes la posibilidad de rejuvenecer su rostro con acciones médicas plásticas relacionadas con los ojos y con la belleza de la mirada.

Oculoplastia en Sevilla

El cirujano oculoplástico es un médico oftalmólogo especializado en cirugía plástica y reconstructiva facial, cuyo objetivo es fundamentalmente tratar las patologías de los párpados, así como el área periocular: frente, cejas y mejillas.

La especialización en oftalmología garantiza el máximo cuidado de la salud ocular. Nadie como un oftalmólogo conoce la importancia que tienen los párpados y estructuras perioculares en la protección del ojo y la visión. Además la profunda formación en cirugía facial plástica y reconstructiva, así como tratamientos estéticos, le confieren el conocimiento y habilidades necesarias para conseguir resultados excelentes y seguros en el área periocular.

Área periocular

El área de oculoplastia pone a su disposición tratamientos médicos y quirúrgicos dirigidos a rejuvenecer y recuperar la belleza del rostro, con los máximos estándares de calidad y los procedimientos estéticos de vanguardia. Todas las intervenciones se realizan mediante microcirugía, de forma ambulatoria y con técnicas mínimamente invasivas, lo que mejora los resultados, minimiza las potenciales complicaciones y reduce el tiempo de recuperación, permitiendo una rápida incorporación al día a día.

El conocimiento y la dedicación exclusiva al área periocular, son las razones por las que el cirujano oculoplástico es el especialista indicado para tratar y cuidar la parte más delicada de nuestro rostro: nuestros párpados y nuestra mirada. Porque la visión y la belleza siempre deben ir de la mano.

La cirugía oculoplástica está representada en nuestro país a través de la SECPOO (Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria), y a nivel europeo en la ESOPRS (European Society of Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery) las cuales se reúnen anualmente para poner en común los avances de la especialidad y mantener la máxima calidad y excelencia de sus profesionales.

Blefaroplastia Superior, cirugía de párpados superiores

La blefaroplastia superior es la cirugía estética de los párpados superiores cuyo objetivo es rejuvenecer la mirada, despejar la vista y devolver la belleza natural de los párpados.

Esta cirugía se suele indicar por un exceso de piel en el párpado superior, el rasgo más característico del paso de los años, pero no el único. Simplificar la blefaroplastia superior a eliminar únicamente la piel en exceso es un error habitual en cirujanos no especializados. Existen múltiples factores que intervienen en el proceso del envejecimiento y es imprescindible tener todos en cuenta para conseguir los mejores resultados para cada paciente. El cirujano oculoplástico especializado en blefaroplastia evalúa y considera cada uno de los factores implicados para planificar de forma personalizada su tratamiento ideal.

La clave de esta intervención es realizar un correcto diseño de la cirugía, y considerar todos los elementos influyentes: la adecuada posición de la ceja, la altura y forma del surco palpebral, el contorno del párpado o la laxitud de los tejidos. Estos rasgos son individuales y deben ser tratados de forma personalizada, especialmente al realizar la cirugía en hombres o mujeres.

Blefaroplastia superior

La blefaroplastia superior se realiza mediante microcirugía, utilizando los pliegues naturales de la piel para realizar las incisiones, por lo que éstas no serán visibles en un futuro. Eliminaremos el exceso de piel con el diseño adecuado, buscando el mejor aspecto estético pero teniendo siempre en cuenta la función de protección del párpado.

Si fuese necesario moldearemos o eliminaremos parcialmente la grasa del párpado, presente en toda su extensión. En algunos casos existe un exceso de grasa debajo de la ceja que es preciso esculpir o reducir, ya que otorga un aspecto de ceja descendida y gruesa. Si a altura de la ceja no es adecuada, podemos elevarla en el mismo procedimiento.

En ocasiones el párpado se halla ligeramente descendido o su contorno está alterado, por lo que será necesario remarcar el surco del párpado superior o modificar ligeramente la altura y contorno del mismo. Esto no cambia nuestra expresión, sino que despeja la mirada y estiliza los párpados. Todos estos son detalles muchas veces olvidados, pero de vital importancia para conseguir un resultado final excelente.

Nueva mirada

La blefaroplastia superior mejora notablemente el aspecto de los párpados superiores de forma natural, aunque en algunos casos será necesario tratar los párpados inferiores en el mismo procedimiento para conseguir un rejuvenecimiento completo y armonioso de la nuestra mirada. También pueden asociarse otros tratamientos no estéticos no quirúrgicos que potenciarán los buenos resultados de la cirugía.

La blefaroplastia superior se realiza con anestesia local y sedación, de forma ambulatoria y vendajes. Tras la intervención podrá descansar el tiempo necesario en nuestro centro y posteriormente en su domicilio.

Si tiene preguntas relacionadas con algún procedimiento específico o con las combinaciones de tratamientos disponibles, consulte con nuestro especialista en oculoplastia, resolverá sus dudas y le proporcionarán toda la información que necesite.

Blefaroplastia Inferior, cirugía plástica de párpados inferiores

La blefaroplastia superior es la cirugía estética de los párpados inferiores. Su objetivo es eliminar las bolsas inferiores y/o el exceso de piel y arrugas, pudiendo mejorar en algunos casos también el surco de la ojera.

Clásicamente existen dos formas de abordar una blefaroplastia inferior: trancutánea o transconjuntival. Esto únicamente indica si la incisión se realiza a través de la piel o de la conjuntiva. Sin embargo este concepto es muy simple, ya que actualmente existen múltiples técnicas y procedimientos complementarios de la blefaroplastia, diseñados para tratar de forma específica cada uno de los diferentes problemas que pueden presentarse en el párpado inferior.

En el párpado inferior debemos valorar tres factores fundamentales: las bolsas grasas, la laxitud palpebral y el exceso de piel o arrugas. La adecuada elección y combinación de técnicas adquiere una importancia máxima en la blefaroplastia inferior para lograr los mejores resultados posibles.

Tratamiento párpado inferior

El tratamiento de las bolsas de grasa lo realizamos casi siempre mediante una incisión en la conjuntiva. Una vez expuesta podemos eliminar el exceso de grasa existente o redistribuirla para corregir los surcos de las ojeras. La mejoría del párpado inferior no depende únicamente de la eliminación de la grasa, de hecho esto puede provocar un aspecto de ojo hundido nada estético. L

a tendencia actual es eliminar la grasa de forma conservadora y redistribuir los volúmenes del párpado inferior con el objetivo de suavizar las bolsas y el surco de las ojeras. Los pacientes que presentan únicamente un surco de la ojera marcado pero sin bolsas grasas, no son buenos candidatos para una blefaroplastia inferior. Estos casos se benefician enormemente de tratamientos no quirúrgicos dirigidos a mejorar el volumen del surco mediante sustancias de relleno, como el ácido hialurónico.

Cuando existe un claro exceso de piel o arrugas profundas y pliegues en el párpado inferior, estas se eliminan mediante una incisión por debajo de las pestañas apenas visible con el paso del tiempo. En la mayoría de los casos únicamente eliminaremos piel, preservando el músculo orbicular intacto (encargado del parpadeo), lo que favorece la pronta recuperación y evita complicaciones. En ocasiones realizamos un tensado de este músculo (suspensión del orbicular) para mejorar el soporte del párpado.

Mejora del aspecto natural de los ojos

En algunos casos puede aparecer laxitud en el párpado inferior, debida a una elongación del propio párpado o de sus tendones de sujeción. La forma de corregirla es mediante una cantopexia o una cantoplastia. El objetivo de ambas técnicas es devolver la tensión normal del párpado a través de una pequeña incisión y emplearemos una u otra en función del grado de laxitud. En la cantopexia reforzamos el tendón mediante una sutura, mientras que en la cantoplastia lo acortamos. Es imprescindible solucionar la laxitud siempre que esté presente, ya que es la causa de que aparezca una retracción o caída del párpado dando un aspecto de ojo redondeado.

La blefaroplastia inferior mejora notablemente el aspecto de los párpados inferiores de forma natural, aunque en ocasiones será necesario tratar también los párpados superiores en la misma intervención para conseguir un rejuvenecimiento completo y armonioso de la mirada. También pueden asociarse otros tratamientos no estéticos no quirúrgicos que potenciarán los buenos resultados de la cirugía.

La blefaroplastia superior se realiza con anestesia local y sedación, de forma ambulatoria y sin vendajes. Tras la intervención podrá descansar el tiempo necesario en nuestro centro y posteriormente en su domicilio.

Si tiene preguntas relacionadas con algún procedimiento específico o con las combinaciones de tratamientos disponibles, consulte con nuestro especialista en oculoplastia, resolverá sus dudas y le proporcionarán toda la información que necesite.

Tratamientos estéticos no quirúrgicos

El aspecto de nuestro rostro se va modificando con el paso delo años dando lugar a proceso de envejecimiento. Éste se debe fundamentalmente a los cambios que presenta la piel, a la pérdida de los volúmenes faciales y al descenso de los tejidos en el rostro

Las arrugas de la frente y entrecejo, el descenso de las cejas, el exceso de piel del párpado superior o las bolsas y ojeras en los párpados inferiores, son algunos de los signos de envejecimiento facial y el daño solar acumulado en nuestra piel.

Algunos de estos problemas requieren de una intervención para su corrección, sin embargo los tratamientos médicos están desplazando la cirugía gracias a sus excelentes resultados.

Existen múltiples tratamientos estéticos no quirúrgicos enfocados a mejorar estos signos y recuperar el volumen y la posición de los tejidos faciales con el fin de rejuvenecer la mirada y el rostro. El uso de toxina botulínica (Botox®, Boccuture®) y de rellenos faciales de ácido hialurónico (Restylane®, Juvéderm®…) u otros materiales biocompatibles, son procedimientos rápidos y efectivos que ayudan a mejorar de forma notable nuestro aspecto sin recurrir a cirugía. Su éxito reside en lograr resultados que realzan nuestra belleza de forma natural.

Toxina Botulínica, rejuvenecimiento facial

La toxina botulínica es un tratamiento estético muy extendido y eficaz para el rejuvenecimiento facial. Nuestra expresión facial, con el paso de los años, origina las líneas de expresión y arrugas. La toxina botulínica bloquea de forma temporal y selectiva los músculos causantes de estas arrugas. Al tratar estas áreas, relajamos los músculos temporalmente, con lo que y elimina o suaviza las arrugas. Las áreas que del rostro que se pueden beneficiar de este tratamiento son la frente, el entrecejo, las patas de gallo u otras arrugas presentes en la nariz o labios.

El tratamiento se realiza en consulta de forma rápida e indolora. Aplicamos una crema anestésica unos minutos antes del procedimiento para reducir la sensibilidad. Los resultados son visibles a partir del tercer día y alcanza su máximo efecto entre la primera y segunda semana. Si es necesario puede realizarse un retoque del resultado inicial en la segunda semana. Los efectos de la toxina botulínica tienen una duración aproximada de 3 a 6 meses, dependiendo de la dosis empleada así como de las sesiones previas realizadas. Generalmente son necesarios 3 o 4 tratamientos al año para mantener los resultados deseados.

Rellenos faciales

Parte del envejecimiento facial es resultado de una pérdida de volumen y descenso en determinadas áreas del rostro. La aparición de hundimientos y surcos hace que otros defectos resalten de una forma más evidente, como la aparición de bolsas en los párpados. Estos cambios de volumen aportan un aspecto más envejecido a nuestro rostro de lo que en realidad es.

Los materiales de relleno utilizados hoy en día son biocompatibles y reabsorbibles. Esto garantiza su seguridad y que sus resultados siempre sean armoniosos con el resto del rostro durante el paso de los años. Su objetivo es restaurar o aumentar el volumen en determinadas áreas de nuestro rostro como las ojeras, el surco nasogeniano, las líneas de marioneta, los pómulos a la región temporal.

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico, presente de forma natural en nuestro organismo, es un material de relleno muy utilizado, aunque no es el único. Dependiendo de su forma de preparación, sus efectos duran entre 6 y 12 meses, tiempo en el que podemos realizar un nuevo tratamiento. En muchos casos el tratamiento con fillers puede restaurar el aspecto juvenil de la cara sin necesidad de realizar ningún procedimiento quirúrgico. Aunque el relleno con ácido hialurónico ha desplazado la cirugía en algunos casos, también se utiliza en combinación con otros procedimientos quirúrgicos u otros tratamientos estéticos para conseguir mejores resultados finales.

 

close

GRATIS EBOOK DE CIRUGIA REFRACTIVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe un ebook con todo lo que necesitas saber sobre cirugía ocular láser

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.