La otra pandemia: afectaciones a la salud ocular

Nunca imaginamos, a principios de 2020 nos encontraríamos con una pandemia, que nuestra vida iba a cambiar tanto. Empezábamos a oír noticias sobre un nuevo tipo de coronavirus; un virus altamente contagioso que podía causar una enfermedad respiratoria severa conocida como COVID-19.

Ha pasado el tiempo, la enfermedad se convirtió en pandemia y más de 100 millones de personas en todo el mundo se han visto afectadas.

Covid y conjuntivitis

Aunque el virus ataca principalmente a los pulmones, afecta a todos los órganos en mayor o menor medida. Ya en marzo de 2020, la Asociación Americana de Oftalmología sugería que el virus podía causar conjuntivitis al ser transmitido por contacto el aerosol con la conjuntiva.

La pandemia ha desencadenado además una serie de efectos o daños colaterales provocados por diversos motivos y que se han traducido en diferentes dolencias y trastornos.

La otra pandemia: afectaciones a la salud ocular

Independientemente de si has contraído o no la enfermedad, aspectos como el confinamiento, el teletrabajo, las clases online, las nuevas normas de higiene y el uso obligatorio de mascarillas han afectado a nuestra salud ocular.

Recientemente, el Dr. Federico Alonso Aliste, Director Médico de Tecnolaser Clinic Vision, participó en el programa Consumo Cuidado #OtrosEfectosDeLaPandemia de Andalucía TV y nos contó cómo ha afectado la pandemia a nuestra salud visual: ojo seco; aumento de miopía, síndrome visual informático, etc. Y nos daba algunas claves para solucionar o mitigar estos trastornos.

El síndrome de la mascarilla

El virus no produce ojo seco, pero sí el modo de vida que nos ha obligado a llevar. Algunos especialistas incluso le han puesto nombre: “el síndrome de la mascarilla”. El aire exhalado se dirige hacia arriba, sale por la parte superior de la protección y entra en contacto directo con la superficie ocular generándose una evaporación más rápida de la lágrima y, consecuentemente, ojo seco.

Los síntomas característicos del ojo seco son: sensación de arenilla, irritación, ardor y picor. Una solución a este problema puede ser ajustar bien la mascarilla en su parte superior. También se pueden usar lágrimas artificiales para aliviar los síntomas y evitar el secado excesivo de la superficie ocular.

Síndrome Visual Informático

¿Sabías que frente al ordenador o al móvil los ojos parpadean cinco veces menos? El aumento de uso de los dispositivos electrónicos ya sea por teletrabajo o por el incremento de las clases online también produce ojo seco y síndrome visual informático.

Este síndrome se caracteriza por tensión y dolor en los ojos, visión borrosa, fatiga ocular. Los afectados también pueden presentar cefaleas frecuentes y dolores musculares en espalda, cuellos y hombro.

Por otro lado, ha aumentado la miopía, que ya era considerada la epidemia del siglo XXI, especialmente en la población infantil, ha aumentado por el mayor tiempo de uso de pantallas y por el descenso de actividades al aire libre con motivo del confinamiento.

No te saltes tu revisión ocular anual

Otro alto factor de riesgo de enfermedades oculares que ha surgido con la pandemia es la disminución de las consultas y revisiones oftalmológicas. Este aspecto puede provocar retrasos de diagnóstico y deficientes seguimientos que puede tener como consecuencia pérdidas de visión irreparables.

Es fundamental realizar seguimiento tanto de los niños sanos sin patología ocular como controles de aquéllos que ya presentan patologías. En la edad pediátrica, el diagnóstico precoz de los defectos oculares es esencial para que sean corregidos y no dejen secuelas que deriven en patologías graves.

En adultos, las revisiones no solo sirven para detectar cambios en la graduación o mantener una buena salud ocular, sino que además sirven para realizar una medicina ocular preventiva y detectar y tratar patologías oculares que pueden poner en riesgo la visión como glaucoma, dmae (degeneración macular asociada a la edad), retinopatía diabética…etc.