Cirugía PRK: todo lo que debes saber

¿Has oído hablar de Cirugía PRK? Pues no te preocupes porque en este post vamos a contarte todo lo que debes saber sobre esta técnica refractiva de superficie. En este tipo de técnicas, no se realiza ninguna tapeta o flap corneal (corte) , sino que directamente se elimina el obstáculo que supone el epitelio corneal para aplicar luego el láser.

Cirugía PRK

Si no lo has oído nunca puede que te parezca algo nuevo, pero la verdad es que esta la cirugía PRK fue inventada en los 80. En estas técnicas sólo se utiliza el láser excimer. Y te estarás preguntando ¿Y si no se realiza ningún tipo de corte cómo se elimina esa delgada línea de piel para poder actuar con el láser sobre la córnea y corregir los defectos refractivos? Pues se puede hacer de forma mecánica o con una solución de alcohol.

En el caso en el que se use alcohol diluido (etanol) , se realiza una instilación manteniendo sobre la córnea durante un tiempo variable. Este alcohol debilita el epitelio para después poder separarlo completamente y así aplicar posteriormente el láser excimer.

Cirugía PRK; ¿Qué debes saber?

  1. Antes de la intervención se suministra un relajante al paciente. La cirugía se realiza con anestesia tópica (gotas).
  2. Se intervienen los dos ojos en un mismo acto quirúrgico. Se marca la superficie corneal y se instilan gotas de una disolución de etanol que permitirá al cirujano despegar la capa más superficial de la córnea sin realizar ningún corte. Se aplica el láser sobre la superficie expuesta. El láser dispone de un mecanismo que permite que los impactos del láser se dirijan a los lugares necesarios.
  3. Todo el proceso de la intervención dura aproximadamente unos 10 minutos (unos 5 minutos por ojo).
  4. Una vez terminado el proceso al paciente se le coloca una lente de contacto blanda especial que protegerá el ojo mientras el epitelio se regenera y cura. Este tiempo con las lentillas puede oscilar entre 5 y 7 días.
  5. El paciente una vez revisado en consulta podrá irse a casa y realizar una vida prácticamente normal. Sí es verdad, que los primeros días su nivel de visión no estará al 100%, pero una vez retiradas las lentes de contacto protectoras la visión se recuperará progresivamente.

Casos para los que recomendamos PRK

  1. Pacientes con una patología de ojo seco importante.
  2. Usuarios de lentes de contacto durante muchos años y que han desarrollado una intolerancia a las mismas.
  3. Pacientes con córneas delgadas que no se pueden someter a otro tipo de técnicas refractivas.
  4. Pacientes que practican deportes de contacto o tienen trabajos en los cuales podrían darles algún golpe en el ojo.
  5. Posibles complicaciones de las cirugías oculares.
close

GRATIS EBOOK DE CIRUGIA REFRACTIVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe un ebook con todo lo que necesitas saber sobre cirugía ocular láser

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.