5 cosas que deberías saber sobre el color de los ojos del bebé

Cuando se está esperando un bebé todo es expectación e ilusión. Cada día que pasa aumentan las ganas de abrazarlo. Los futuros papás se hacen cada vez más preguntas ¿Estará todo bien? ¿Cómo será su carita? ¿De qué color tendrá los ojos? Una vez que ha nacido, una de las primeras cosas que miran los felices padres es el color de sus ojos. Si estás esperando un hijo, hay 5 cosas que deberías saber sobre el color de los ojos del bebé.

1- ¿Todos los bebés nacen con los ojos azules?

No. Los niños de raza caucásica suelen tener los ojos grises azulados de recién nacidos. Esto se debe a que las células productoras de melanina son todavía inmaduras y no han producido la suficiente para colorear el iris. No existe relación alguna entre lactancia materna y color de los ojos.

2- ¿De qué depende el color de los ojos?

Depende de la caprichosa herencia genética principalmente. El color de los ojos también va ligado al color de la piel y a la raza.

  • Los ojos oscuros suelen dominar sobre la tendencia de ojos claros.
  • A las pieles claras, con poca melanina, se las relaciona con los ojos azules, grises o verdes.
  • Por el contrario, a las pieles con mucha melanina se las relaciona con los ojos marrones o negros.
  • Los bebés que descienden de africanos, asiáticos o hispanos, tienen -con casi toda probabilidad- los ojos de color marrón desde el momento de su nacimiento.

3- ¿Cuándo se define el color definitivo de los ojos del bebé?

No existen reglas exactas. Cada bebé es un mundo con un ritmo determinado y único. Algunos tendrán a los 5 ó 6 meses el color definitivo y otros se definirán completamente al año e incluso más adelante.

4- ¿Está relacionado el desarrollo visual y el color de los ojos?

No. No existen ninguna relación entre color de ojos y desarrollo de habilidades visuales.

  • En el primer mes, ve nublado, aunque distingue entre luz y oscuridad.
  • En el segundo mes, reconoce contornos faciales y formas. Distingue colores.
  • Podrá reconocer a sus padres en el quinto mes.
  • En el sexto mes puede ver nítidamente cosas en la distancia.
  • En el octavo mes, los bebés pueden distinguir entre caras familiares y desconocidas.
  • Los niños de un año pueden percibir objetos que se mueven rápidamente.
  • A los cuatro años, la agudeza visual ya es como la de un adulto.
  • A los 6 o 7 años de edad, el desarrollo de habilidades visuales está casi completado.

5- ¿Un cambio de color repentino en los ojos implica una enfermedad?

El cambio de color de ojos, una vez establecido el definitivo, es raro. A veces puede parecer que al niño le cambia el color de los ojos cuando tiene las pupilas dilatadas. Los colores del entorno, de la iluminación e incluso de la ropa pueden dar esa impresión de cambio de color. Si se comprueba que efectivamente hay un cambio de color en los ojos, lo mejor es acudir inmediatamente al oftalmólogo.

Los factores que pueden hacer que los ojos cambien de color — o que parezcan tener colores diferentes — pueden ser:

  • los genes,
  • algunas enfermedades,
  • algunos medicamentos y
  • un traumatismo.

Al igual que los niños pequeños van regularmente al pediatra, la primera visita oftalmológica, si todo va bien, debería realizarse a los 3 años de edad. A partir de esta primera revisión de los 3 años, si todo es correcto y el oftalmólogo no indica otra cosa, es conveniente llevar a cabo revisiones periódicas anuales.